Estás en el transporte público, en la oficina, en casa de tus suegros y de repente sientes que tu cuerpo te traiciona y surge la imperiosa necesidad de expulsar un gas bien sea como eructo o peor aún, como flatulencia. E injustamente podrías culpar a tu cuerpo pero es que éste solo está respondiendo a la alimentación que tú le estás dando.

El cuerpo se va librando del exceso de gases a través de varias formas y ninguna de ellas es bien vista en público, de hecho, son bastante satirizadas. Por lo tanto te conviene saber qué alimentos debes comer y qué alimentos debes evitar y así ahorrarte momentos bochornosos.

Alimentos que ayudan a evitar los gases

Los gases tampoco son malos, significan que tu aparato digestivo está funcionando y que está haciendo el trabajo que le corresponde hacer, solo que con una buena dieta podemos ahorrarle trabajo.

Para eliminar los gases primero tendrías que tenerlos, y eliminar gases es lo que haces en cada expulsión como un eructo o una flatulencia. Lo mejor es que tu cuerpo no se vea forzado a ello, y para eso es importante una dieta que sea conveniente para tu cuerpo.

Los gases son algo normal, producto de la digestión, y es prácticamente inevitable. Pero el propósito es reducirlos lo más que pueda y evitar los alimentos que multiplican los gases en tu cuerpo. Así que a continuación te decimos qué comer y qué no comer cuando se trata de gases.

1Infusiones

Todas las infusiones de plantas pueden hacer grandes contribuciones para regular tu organismo y evitar cualquier tipo de gases. Después de cada comida, especialmente el almuerzo que suele ser la comida más pesada, una infusión para cerrar la comida es muy buena opción si no quieres exponerte a los gases.

Recomendamos infusiones de romero que limpian la vía digestiva de gases, pero no pierdas de vista infusiones de otras plantas como las de menta, anís verde, anís estrellado, hinojo, comino y laurel,

También tienes de opción las infusiones de hierbas manzanilla, hierbabuena, cúrcuma entre otros que favorecen la digestión y relajan los nervios. En definitiva, incluye la infusión como parte de tu comida, especialmente si es pesada.

2Carnes blancas

Una carne blanca tendrá menos probabilidades de dejarte pesado y al cuerpo le costará mucho menos digerirlo que una punta trasera o un churrasco que son garantías de eructo y más en un estómago delicado.

Las carnes bajas en grasas además aportan vitaminas y minerales a nuestra salud así que estarás ahorrándote los gases y aprovechando los beneficios de la carne.

Los pescados también son una buena opción de carne blanca; su textura es suave, no requiere mucha preparación ni mucha cocción y son más fáciles de metabolizar. Aun así, no colocamos el salmón como referencia ya que por su alto contenido de grasas les genera gases.

3Papas

En el amplio universo de hortalizas tendríamos que dividir entre aquellas que nos harían bien y aquellas que nos harían daño, en cuanto a la producción de gases. Si bien el coliflor sería uno de tus peores enemigos al respecto, las papas son todo lo contrario.

También Puedes Leer:   Alimentos Aptos Para Niños Celíacos

Las papas, las calabazas y las zanahorias son poco probable de que te generen gas. Son alimentos ricos en fibras que caen bien en el estómago. Quizá lo malo de la papa es que necesita mucha cocción, pues debes comértela sancochada y no frita si realmente quieres que te ayude contra los eructos y las flatulencias.

4Papaya

Esta fruta, junto con la piña, tienen altos niveles de bromelaína y papaína, las cuales son enzimas que ayudan a la digestión por su acción proteolítica.

En el caso de frutas son muy raras aquellas que puedan generarte gases. De hecho, no se nos ocurre ninguna, salvo que sea un consumo muy grande. También se recomiendan ciruelas y fresas a tal fin.

En cuanto a las pieles comestibles de algunas frutas hay posturas que se contradicen sobre si debe consumirse o no por cuanto algunos consideran que en la piel se acumula más fibra y podría perjudicar el organismo produciendo más gases.

5Huevos

Este alimento también te permitirá prevenir la existencia de gases en tu cuerpo debido a sus propiedades proteicas y nutritivas.

El huevo además es un alimento que puede consumirse en como desayuno, como almuerzo y como cena, pero es importante cocinarlo de forma ligera, pasado por agua, y evitar fritarlos con mucho aceite y sazonarlos con salsas procesadas.

6Agua

Una buena forma de evitar que te sorprendan los gases en los sitios públicos o incomodar a tus seres queridos en los espacios privados, es que siempre estés hidratado. Al mantenerte hidratado contribuyes a que las heces hagan su recorrido por el aparato digestivo sin mayores complicaciones.

Seguramente nunca has visto una persona padecer de gases por tomar agua y es que al consumir líquidos evitas que el organismo deje de funcionar debidamente, por lo que previenes estreñimiento entre otras patologías intestinales que podrían producir flatulencias excesivas y de malos olores.

Está comprobado por varios estudios que las personas que consumen previamente agua antes de la comida tienen mayores facilidades para digerir alimentos, y para hacer sus deposiciones sin que tengan que anunciarlo con reiteradas malas ventosidades.

7Alimentos que causan gas

Debes reducir los carbohidratos complejos porque son alimentos que el cuerpo asimila lentamente lo que hace que el sistema digestivo tenga que trabajar más horas (y sorprenderte luego con los gases). Por otra parte, los carbohidratos perjudican la flora intestinal ocasionando más gases o hinchazones en el cuerpo.

También debes reducir el consumo de las legumbres pues es harto sabido que los frijoles, los granos como las lentejas aunque son de poderoso beneficio al cuerpo, a los propósito de reducir los gases es mejor evitarlos. Como consejo puedes preparar las legumbres con bicarbonato para reducir sus efectos gasíferos.

Así como hay hortalizas que no te producirán gases también hay hortalizas y verduras flatulentas como el pepino, las alcachofas, la lechuga, la cebolla el ajo, el brócoli y definitivamente con un potencial gasífero a evitar, el coliflor.

También querrás evitar las frutas confitadas o en almíbar pues tu cuerpo podría reaccionar mal a sus azucares, conservantes y químicos. Así también evita las bebidas con gas y opta por los jugos o agua; y también evita los alimentos grasos como los de las pastelerías que dificultan el trabajo del aparato digestivo y empeoran tu condición si eres propenso a gases.

También Puedes Leer:   Alimentos Para Mejorar Tu Ánimo

8Qué hacer para evitar gases

Consume agua media hora antes de la comida para que tu organismo pueda digerir mejor las comidas. No se recomienda acompañar las comidas con agua porque se pierden los ácidos estomacales lo que dificulta la descomposición de los alimentos.

Come y bebe lentamente porque cuando no bebes o comes muy rápido puedes tragar aire lo cual te ocasionaría gases. Así que mastica más y más lentamente asegurándote de que estas reduciendo que ingrese aire a tu cuerpo.

Evita llenarte de aire innecesario renunciando o reduciendo hábitos tales el cigarro el chicle o la bebida que hacen fácilmente que ingrese al aire y por lo tanto se produzcan gases.

Evita usar ropa ajustada sobre todo la que aprieta tu zona estomacal pues dificultará la salida de gases haciendo las flatulencias más ruidosas. Procura utilizar ropa más bien holgada.

9Atención a intolerancias y alergias a algunos alimentos

Algunos cuerpos reaccionan diferentes a otros; algunas personas tienen un envidiable metabolismo que les permite comer cualquier tipo de comida sin que se vea seriamente afectadas por los gases.

Pero otras personas son bastante sensibles a algunos alimentos que le pueden generar alergias en el cuerpo, de manera tal que su consumo le potencia los gases, acompañados de otros síntomas no menos desagradables como hinchazones, pesadez, náuseas y en casos más grave, episodios de diarrea.

La intolerancia a la lactosa es una de las más conocida. En estos casos la persona tiene dificultades para diferir la leche y cualquier producto lácteo. Por lo tanto debe eliminar o reducir sus consumos de productos lácteos. También tiene la opción de regularlos porque existen personas que reaccionan muy mal a la leche si la consumen con el estómago vacío.

Las personas sensibles a algunos alimentos que muestran un grado considerable de intolerancia o alergia, debe ayudarse con una dieta excluyente que elimine una cantidad definida de alimentos perjudiciales mientras procura conseguir las causas que le provocan tales malestares.

El asunto de los gases en el organismo es un problema no solo bochornoso e incómodo sino que también puede ser muy serio. Personas con síndrome del intestino irritable deben tener una dieta más estricta que la simple evasión de algunos productos inconvenientes. Y un descuido estomacal puede devenir en enfermedades tan trágicas como un cáncer de colón.

Así que puede que normalicemos los gases porque son una consecuencia indeseada del trabajo de nuestro aparato productivo. Pero si los gases son excesivos, dolorosos o crónicos, e incluso si hay ausencia de gases en el cuerpo, lo más recomendable es hablar con un médico para evaluar las posibles causas.