La sonrisa es la carta de presentación de las personas ante el mundo, por eso la higiene bucal es uno de los elementos que más preocupa a la gente. Pero más allá de la estética, la salud bucal es la primera defensa ante las toxinas y microbios que puedan entrar a nuestros organismos a través de nuestra boca.

Algunas personas, de manera errónea, creen que el cuidado de la salud bucal se limita solo a los dientes, olvidando así que las encías y la lengua son parte sustancial de la boca, y que su descuido puede traer serias consecuencias para nuestra salud.

Las encías en particular constituyen un campo de cultivo de bacterias cuando se descuida su higiene. Por eso, descuidar la salud de nuestras encías es igual a dejar desprotegida nuestra boca.

Si no queremos que nuestra boca esté a merced de bacterias, toxinas y enfermedades es recomendable tomar muy en serio el fortalecimiento de tus encías.

El cuidado de las encías y la salud bucal

Cuidado bucal
Encías y salud bucal

Las encías son esa carnosidad en la que se fijan los dientes, más allá de su obvia función de sostenimiento de la dentadura, también se involucran en la digestión, en el proceso de captación de sabores y como barrera ante la entrada de toxinas por la apertura bucal.

Nosotros, generalmente, tendemos a subestimar el peligro de descuidar el cuidado de nuestra boca. Es importante saber que la boca es la principal puerta de entrada a nuestro organismo, tanto de elementos positivos como los alimentos como de elementos perjudiciales.

Una adecuada salud bucal tiene que ser integral, ya que si uno de las partes de la boca (lengua, encía, dientes) presenta algún problema pronto contagiará al resto de la boca. Es por esto, que cuidar las encías es requisito de una salud bucal integral.

También Puedes Leer:   Alimentos Para Fortalecer Las Venas

Descuida las encías y descuidarás la salud

Las encías son más sensibles que los dientes, y por ende, necesitan de mucha atención. En general, esta carnosidad requiere cuidados especiales ya que algunas medidas de higiene bucal como el hilo y el cepillo dental suelen centrarse en los dientes.

Una incorrecta higiene y cuidado de las encías pueden llevar a afecciones bucales como sangrado de las encías y gingivitis hasta piorrea e infecciones bucales. Con el añadido que cualquier infección local (de la boca) puede afectar a todo el cuerpo.

La gingivitis es la inflación permanente de las encías por mal higiene o por otras condiciones, por otra parte, la piorrea es el flujo de pus producto de infecciones de las encías o de otras partes de la boca. Ambas son afecciones muy comunes.

En el caso del sangrado de las encías se puede deber a un cepillado muy fuerte o pequeñas cortadas con alimentos, Pero atención el sangrado puede ser síntoma de enfermedades de más cuidado como dengue, anemia y otras que provocan hemorragias internas.

Prevención para el cuidado de las encías

La prevención es la mejor medicina, así que una adecuada higiene bucal es la llave de una boca sana. Como ya habrás imaginado el cepillado es una medida importante, pero no es la única forma de cuidar nuestras encías, y nuestra boca en general.

Así que te recordamos unas sencillas medidas para mejorar tus hábitos de higiene bucal:

  • Cepillo adecuado: escoge el cepillo que mejor se adecue a ti.
  • Cepillarse adecuadamente: procura llegar a todas las zonas de tu boca.
  • Usa hilo dental y enjuague bucal.
  • Masajea suavemente tus encías con el cepillo.
  • Cuida la limpieza de tu cepillo dental.
  • Acude con regularidad al dentista
  • Ante cualquier sangrado o dolor prolongado en la boca acude al médico
También Puedes Leer:   Alimentos Naturales Para Fortalecer La Retina

Top 6 de alimentos naturales que fortalecen las encías

Si los alimentos entran por la boca, resulta claro que la alimentación influirá definitivamente en la condición de nuestras encías. Por eso debemos prestar mucha atención a aquellos alimentos que nos pueden ayudar y a los que pueden perjudicar las encías.

Existen algunos hábitos alimenticios y prácticas que son altamente perjudiciales para nuestra salud bucal, los siguientes elementos son una daga para nuestras bocas:

  • El consumo de tabaco y alcohol
  • Bebidas gaseosas
  • Exceso de consumo de café
  • Uso excesivo de vinagre y condimentos
  • Alto consumo de grasas y azúcares
  • Exposición a alimentos con alto contenido de químicos artificiales

Si la lista anterior es una bomba de tiempo para nuestra higiene bucal, la siguiente lista es un bálsamo para nuestra boca. Ahora te presentamos los mejores seis alimentos para fortalecer tus encías y blindar tu salud bucal:

1Manzanas

Manzana rojas

Esta fruta que nos regala el manzano es fuente de antioxidantes y sustancias (como la carcectina) que funcionan como agente para matar los microbios que se esconden en las profundidades de nuestra boca,

La manzana al ser una fruta dura nos obliga a masticar más, lo cual mejora la circulación sanguínea en las encías. Recordemos que son una carnosidad llena de vasos sanguíneos.

Las frutas duras son recomendadas para fortalecer las encías, ya que aparte de promover la masticación, también provocan producción de saliva que ayuda a combatir la placa dental y a limpiar la boca de los residuos de los alimentos consumidos.

Una nota curiosa es que algunos especialistas dicen que comer una manzana es casi como cepillarse los dientes. Y junto con la manzana, te recomendamos comer otras frutas duras como el melocotón, la pera, el durazno, el coco, el melón, etc.

2Jengibre

Raíz de jengibre

La raíz de la planta de jengibre tiene un potencial antiinflamatorio, cuando es consumido ayuda a desinflamar la encía, como en el caso de gingivitis, y con el tiempo ayuda a fortalecer la encía colaborando en la producción de tejido en la zona afectada.

Una forma en la que se usa el jengibre para la salud bucal es una forma de enjuague bucal artesanal. Asimismo, al beberlo como infusión también tienen efectos curativos.

3Té verde

Infusión de te verde

Las infusiones de té verde aparte de brindarnos una fuente de antioxidantes, además ayudan a regenerar la superficie de la encía. Otro beneficio bucal de este té es la prevención de la formación de placa tanto en el diente como en la superficie carnosa.

Esta variedad de té también ayuda a combatir bacterias. De igual forma, los tés en general, suelen tener pequeñas cantidades de flúor, lo cual da otro favor a nuestros dientes y encías, ya que este elemento es un agente limpiador y protector de ellos.

4Zanahoria

Zanahoria

El caso de la zanahoria, es similar al de la manzana, al ser un vegetal duro (cuando es consumida cruda) provoca que mastiquemos más que con otros alimentos, Esto genera que además de mejorar la circulación, también provoquemos movimientos continuos que sirven para despegar la paca y residuos adheridos a dientes y encía.

La zanahoria consumida como fruta (entera) suele ser más efectiva para la higiene bucal que cuando es consumida en ensalada. En general, cualquier vegetal crudo tiene efectos generales para promover la masticación, como el apio o el brócoli,

Al consumir ciertos vegetales crudos hay que tener cierta precaución ya que en algunos de ellos pueden ser difíciles de digerir, es decir, caer un tanto pesados en el estomago.

5Cebolla

Cebolla

El consumo de cebolla tiene amplios beneficios para la salud, sobre todo, como fuente de antioxidante y para la regeneración de la piel. No obstante, menos conocido es su positivo efecto para fortalecer la encía.

Cuando es consumida cruda, la cebolla tiene un gran efecto bactericida, es decir, para matar las bacterias en nuestra cavidad bucal. De hecho, este vegetal ayuda a combatir específicamente varias bacterias que han sido identificadas como las principales causantes de infecciones bucales y la piorrea.

El mal aliento es un efecto colateral de esta medicina, pero este puede ser aplacado con enjuague bucal o cepillado completo.

Alimentos ricos en vitaminas y fibra para fortalecer encías

Vitaminas y salud bucal
Alimentos con vitaminas

Los alimentos que contienen alto contenido en fibra y vitaminas ayudan a proteger y fortalecer las encías. Estos elementos pueden encontrarse en vegetales verdes, legumbres, leche, frutas y pescados, estos componentes ayudan de forma diversa a la salud bocal como:

  • Vitamina A: previene la resequedad de las mucosas de la boca
  • Vitamina B2: ayuda a evitar las fisuras en la encía y el paladar.
  • Vitamina C: evita el sangrado, ayuda a cicatrizar y a la reparación de la encía.
  • Vitamina D: ayuda a la absorción de calcio, haciendo más resistente a la encía.
  • Fibra: ayuda a la producción del tejido conjuntivo.
  • Calcio: promueve el revestimiento de dientes y carnosidad.

Los problemas de la salud bucal, pueden iniciar como una pequeña molestia, pero si se descuidan pueden transformarse en un verdadero dolor de muelas, literalmente. Y las encías no escapan de eso, podemos prevenir cualquier afección pasa fortaleciendo nuestras encías de forma natural y sencilla si comemos estos los alimentos recomendados.

A la par de la prevención también debemos ser conscientes que el estado de nuestras encías, y de nuestra salud bucal, depende de nuestros hábitos alimenticios y de vida.

Cuidemos nuestros hábitos, para cuidar nuestra boca. Ya que una sonrisa saludable es una buena prueba de una vida saludable.