Los problemas con la memoria y la concentración son naturales y frecuentes conforme la edad avanza, no obstante, aún en personas longevas la dieta puede ayudarle con estos males.

La alimentación adecuada mejora significativamente la memoria y la concentración, en contraparte, la mala alimentación causa daños a la salud en general, y la salud mental no es la excepción.

Alimentos que potencian la memoria y concentración

Así, si quiere prevenir o mejorar problemas de la salud mental lo más sencillo y sensato es incorporar a nuestra dieta alimentos que potencien nuestra memoria y concentración como estos que te ofrecemos:

1Chocolate oscuro

Chocolate

El chocolate es un estimulante cerebral natural. Al ser rico en flavonoides (teobromina) promueve la comunicación neuronal y el flujo eléctrico de la información. Lo que lo hace especialmente efectivo en casos de mala memoria.

Todos los chocolates también tienen un efecto relajante al ser consumidos porque sacian y reducen la ansiedad. Pero los que tienen mayor concentración de cacao (75%) son los que tienen más flavonoides, por eso son más recomendables los chocolates oscuros.

¿Qué mejor manera de potenciar tu cerebro que un trocito de chocolate?

2Arándanos

Arandanos

Los arándanos son bayas silvestres ricas en antioxidantes, estos cuidan al cerebro de los efectos de los radicales libres y la oxidación de las neuronas protegiendo la memoria de largo plazo.

La variedad azul contiene mayor cantidad de flavonoides y polifenoles que amplifican los procesos cerebrales, al punto de mejorar la producción de neurotransmisores para potenciar la memoria y prevenir enfermedades degenerativas.

Todas las bayas oscuras (fresas, uvas, cerezas y frambuesas) tienen efectos similares al arándano en la mejora del aprendizaje y la memoria.

3Vegetales verdes

Espinaca

Los vegetales de hoja verde son conocidos por ser ricos en vitamina K, hierro, ácido fólico, y clorofila. Esto los vuelve un eficaz antioxidante que previenen daños en los tejidos por efecto del exterior y los radicales libres.

Los nutrientes de estas hojas minimizan el envejecimiento celular, y ayudan al estado de alerta del cerebro mejorando concentración en las tareas. Otro beneficio de estas hojas es que son anticancerígenos por tener flavonoides y sulforafanos.

Entre los vegetales verdes que te ayudaran en tu concentración están la espinaca, brócoli, lechuga, acelga, rúcala y las coles.

4Vegetales coloridos

Vegetales

Algunos vegetales coloridos como el tomate, la calabaza, el boniato, la zanahoria, la berenjena y el betabel (remolacha) contienen sustancias como betacaroteno, flavonoides, carotenoides y demás vitaminas y minerales que cuidan la salud cerebral.

Por una parte, tienen efecto antioxidante que bloquea daños en los tejidos del cuerpo, por otro lado mejoran la circulación sanguínea, y por ende, la oxigenación cerebral. Todo esto hace posible que se mejore la concentración y la memoria.

5Aguacate

Aguacate o palta

El aguacate o palta es recomendado por sus grasas saludables que no afectan el colesterol. Estas grasas monoinsaturadas colaboran en la comunicación neuronal, con lo que se beneficia la memorización de corto y largo plazo.

También Puedes Leer:   Alimentos Naturales Para Los Huesos Más Sano

Este fruto también tiene un efecto antioxidante a la vez que aporta potasio y vitamina K, nutrientes que permiten desbloquear las arterias previniendo eventos cerebrovasculares.

6Frutos secos

Nueces

Las semillas son excelentes para el cerebro. Al contener fosforo, magnesio y vitaminas B y E mantienen el flujo sanguíneo cerebral, mejorando la oxigenación provocando un impacto positivo en la memoria y concentración durante el aprendizaje.

Las nueces y almendras son especialmente aconsejables porque retrasan el envejecimiento cerebral por sus antioxidantes. De hecho, se vinculan con la prevención de Alzheimer.

Estas y otras semillas como el pistacho, cacahuates y pipas de calabaza también previenen bloqueos en los vasos y cuidan el corazón por su contenido en omega-3.

7Cambur y manzana

Manzanas rojas

Todas las frutas son positivas para la salud. Sin embargo, destacan los cambures y manzanas. Por sus efecto directo sobre la capacidad de retención y atención.

El cambur es reconocido por ser fuente de potasio y vitaminas. Pero es un aminoácido (triptófano) el que hace que ayude a la concentración porque promueve la producción de neurotransmisores

La manzana posee quercetina que es un antioxidante que cuida las funciones cerebrales y potencia la retención de información en el aprendizaje.

8Cereales

Cereales

La fibra de los cereales, en especial, de los integrales controla la azúcar y colesterol, con lo que se previene problemas de circulación en el cerebro. Esto evita problemas de memoria y concentración.

Algunos derivados de cereales como el pan de grano entero contienen triptófano que ayuda a mejorar la atención y la concentración. Por ser carbohidratos hay que regular su consumo.

Algunos cereales importantes son el trigo, la avena, el maíz y la quínoa.

9Proteínas sin grasas

Pescado

Las proteínas animales magras son importantes por su aporte de energía y de vitamina B12 al cerebro. El pollo y el pavo contienen tirosina que ayuda a la producción de neurotransmisores que mejoran la comunicación neuronal.

El pescado es sin duda la más sana proteína animal, estos son ricos en fósforos, zinc, vitaminas y omega-3. Este último es un ácido graso vital para la formación de células neuronales con lo que mejora la memoria.

El huevo es otra proteína rica en vitaminas y minerales, al tener colina y luteína se mejora en buena medida la velocidad de pensamiento y la capacidad de memoria.

10Lácteos

Lácteos

La leche y sus derivados (natas, quesos y yogur) son beneficiosos por su alto contenido en calcio, fósforo y vitamina B2. Esta última es importante para el funcionamiento correcto del cerebro y sobre todo, en la producción de neurotransmisores.

El yogurt en especial alivia la desconcentración porque contiene un aminoácido (tirosina) que mejora la memoria y el estado de alerta de las personas, en particular, mientras aprenden.

11Café

Cafe

El café es bien conocido por poner a las personas en alerta y minimizar las ganas de dormir. Este efecto de la cafeína también se puede aprovechar para mejorar la atención y la concentración temporalmente en momentos que necesitamos concentrarnos más.

Al ser una bebida excitante, el consumo de café debe moderarse para que no descontrole el sistema nervioso. Cuando se toma antes de una actividad puntual mejorara el enfoque y el rendimiento mental.

12Infusiones

Infusiones

Las infusiones de hierbas tiene un doble efecto positivo, el primero es hidratarnos y evitar la resequedad cerebral, el segundo varía según la infusión:

  • Té verde: contiene aminoácidos (teanina) y antioxidantes (catequinas) que mejoran la reacción y el estado de alerta.
  • Romero: tiene flavonoides que estimulan la atención y memoria.
  • Menta: mejora la memoria de largo plazo.
  • Tomillo y Manzanilla: contienen apigenina que mejoran las funciones neurológicas y la ubicación espacial.
  • Salvia e hinojo: contiene antioxidantes que mejoran la memoria.
También Puedes Leer:   Alimentos Para Intolerantes A La Fructosa

Muchas de estas infusiones están relacionadas con la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas como el Alzheimer o el Parkinson.

Memoria y concentración: herramientas mentales

Las personas tenemos la habilidad de razonar y aprender de forma innata, un don de la naturaleza. Estos procesos centrales de la mente se ven sustentados por la capacidad de memoria y concentración, por ende, si estas capacidades fallan la mente también lo hace.

La memoria es el almacenaje y recuperación de información por parte del cerebro, el olvido de parte de la información es natural si esta es poca importante y lejana, sin embargo, si la información es importante y reciente la deberíamos recordar con facilidad.

La concentración es focalizar atención en una actividad, esto resulta vital para la resolución de problemas y el entendimiento. De nuevo, la desconcentración es normal bajo intenso estrés o ante muchos estímulos. Pero si la desconcentración es frecuente es preocupante.

Los fallos recurrentes y anormales de la memoria y la concentración han de llamarnos la atención por cuanto pueden deberse a enfermedad o una rutina de vida nociva. En el primer caso es vital el tratamiento médico, en el segundo caso se puede corregir por cuenta propia.

Consejos para mejorar tu rendimiento mental

Una dieta con alimentos que mejoren memoria y concentración es un gran paso para la salud mental. Otro paso importante es hacer pequeños cambios en nuestra vida, pero que tienen un gran efecto sobre nuestro cerbero y salud en general:

  • Evitar consumo excesivo de grasas trans (aceites vegetales), azúcar, harinas refinadas, bebidas excitantes,
  • Comidas pesadas, estas nos aletargan.
  • Dormir y descansar adecuadamente, por lo menos 6 horas de sueño.
  • Actividad física frecuente.
  • Desconectarse de la rutina, despejar la mente del trabajo, estudio y demás obligaciones.
  • Tomar líquidos adecuadamente, el cerebro se puede resecar literalmente.
  • Realizar una rutina basada en planes y objetivos ayuda en la concentración.
  • Evita el tabaquismo y el exceso de alcohol.

La alimentación es pieza clave en el rompecabezas que es el pensamiento en las personas. Una mala dieta lleva a problemas de salud que repercuten en los procesos cerebrales, una dieta en alimentos que potencian la memoria y la concentración mejora el rendimiento a la vez que cuida la salud cerebral.

Así que mucho pescado, frutas y verduras, y trocitos de chocolate es una dieta para la memoria, así tal vez no olvidemos que debemos cuidar a ese valioso órgano del pensar, nuestro cerebro.