El sistema inmunitario debe ser lo suficientemente fuerte como para combatir y repeler los gérmenes y los virus que constantemente nos están acechando y que están en todas partes. Comer alimentos ricos en nutrientes es una excelente manera de mantenerte a ti y a tu familia saludables.

Un sistema inmunitario deficiente o débil puede arriesgarnos a contagiarnos de gripes, resfriados, fiebre, por hablar solo de las enfermedades más benevolentes. Los agentes patógenos descubren la debilidad y se infiltran en nuestros organismos.

Por lo tanto vale la pena tener un sistema inmune, y la mejor forma de lograrlo es cambiando hábitos alimenticios dándole prominencia a una dieta saludable y nutritiva.

¿Qué alimentos refuerzan las defensas?

El horario, la rutina, el estrés, el estilo de vida, las facilidades de conseguir y comer comida chatarra afectan nuestras defensas haciéndonos más vulnerable a las enfermedades. Si este es tu caso, toma un tiempo para hacer una comida que valga la pena y que pueda proporcionarle el refuerzo a tu cuerpo que tanto necesita.

1Sopa de pollo

La sopa de pollo parece que sirve para todo, y por supuesto para subir las defensas no es la excepción. Algunas investigaciones han hallado que esta sopa ayuda a prevenir que los glóbulos blancos se muevan a otras partes del cuerpo, lo cual contribuye a disminuir los síntomas de resfriado.

Como también se ha recomendado en otros artículos, un caldo con patas de pollo o de gallina es potente en colágeno , que puede ayudar a estimular su sistema inmunitario, además de los aminoácidos y nutrientes que ayudan a prevenir la inflamación.

Se piensa que la capacidad de lucha contra la enfermedad de la sopa de pollo está relacionada con la cisteína, un aminoácido liberado por el pollo durante la cocción. El líquido caliente en la sopa también ayuda a mantenerse hidratado, lo que puede ayudar a aflojar cualquier secreción.

2Yogur

El yogur es una reconocida fuente natural de probióticos, también conocida como bacterias buenas que viven en el intestino. Los estudios han relacionado la buena salud intestinal con el aumento de la inmunidad, el mejor sueño, la buena digestión, entre muchos otros más.

Los probióticos que se encuentran en el yogur ayudan a mantener nuestros tractos intestinales libres de bacterias y gérmenes que causan enfermedades. Los estudios también han encontrado que un mayor consumo de yogur puede mejorar la respuesta inmune de nuestro cuerpo.

La mejor opción son los yogures con cultivos vivos y activos, y evitar variedades muy endulzadas. Algunos estudios también recomiendan abstenerse de otras fuentes de probióticos como el kéfir, kimchi y chucrut.

3Kéfir

A pesar de lo dicho en el punto previo, algunos investigadores afirman que el kéfir es una bebida fermentada que contiene cultivos vivos de bacterias que son beneficiosas para la salud, estimulando el sistema inmunitario, pues su consumo puede ayudar a combatir las bacterias, a reducir la inflamación, y a aumentar la actividad antioxidante.

No obstante, tales investigaciones reconocen que los estudios se han llevado a cabo solamente en animales o en un laboratorio, por lo que hace falta realizar más estudios adicionales que permitan comprender cómo el kéfir sirve para prevenir las enfermedades en los seres humanos.

También Puedes Leer:   Alimentos Que Regulan La Tensión de Forma Natural

4Ajo

Ajo

Del que si no hay duda alguna es el ajo. Es un remedio casero muy popular para prevenir y combatir no solo los refriados sino cualquier tipo de enfermedad.

Éste contiene alicina, un compuesto que puede ayudar a combatir las infecciones y las bacterias. Un estudio mostró que las personas que comían ajo diariamente tenían menos probabilidades de resfriarse. El ajo puede agregarse a las sopas o las carnes, y si te sientes temerario, puedes comerla cruda y seguramente aprovecharás más sus beneficios.

Se han realizado estudios para demostrar los efectos que tiene la alicina en la reducción del riesgo a adquirir un resfriado. El grupo de participantes que no consumió alicina tuvo más del doble de resfriados que aquellos que consumieron ajo.

Y aunque esto es un buen indicador, aun es necesario que se realicen más investigaciones para confirmar que en efecto el ajo es tan bueno con los resfriados como lo es con los vampiros.

5Arándanos

Estas frutas contienen un tipo de flavonoide llamado antocianina, que tiene propiedades antioxidantes que pueden ayudar a estimular el sistema inmunitario de una persona. Un estudio reciente observó que los flavonoides desempeñan un papel esencial en el sistema de defensa inmunitaria del tracto respiratorio.

Los investigadores descubrieron que las personas que comían alimentos ricos en flavonoides tenían menos probabilidades de contraer una infección del tracto respiratorio superior, o resfrío común, que aquellos que no lo hacían.

6Chocolate oscuro

Nos fascina recomendar el chocolate. Si compras el oscuro (el que tiene al menos 70% de cacao) obtendrás un antioxidante llamado teobromina, que puede ayudar a estimular el sistema inmunitario al proteger las células del cuerpo de los radicales libres.

Los radicales libres son moléculas que el cuerpo produce cuando descompone los alimentos o entra en contacto con contaminantes. Los radicales libres pueden dañar las células del cuerpo y pueden contribuir a la enfermedad.

El chocolate con leche es muy rico en calorías y grasas saturadas, por lo que debes evitarlos y escoger siempre el chocolate oscuro, también llamado amargo; e igual debes comerlo con moderación.

7Cúrcuma

Esta especia amarilla es de uso común tanto por sus cualidades para la cocina como por pertenecer al grupo de alimentos que conforman las medicinas alternativas. El consumo de cúrcuma puede mejorar la respuesta inmune de una persona. Esto se debe a las cualidades de la curcumina, un compuesto que trae consigo la cúrcuma.

Estudios recientes demuestran que la curcumina tiene efectos antioxidantes y anti inflamatorios. Tales estudios sugieren que estas cualidades hacen que la cúrcuma sea una fuerte defensa contra resfriados, tos y congestión.

8Frutas y vegetales

No sorprenderá a nadie saber que los alimentos ricos en vitaminas son clave para mantener un sistema inmunitario fuerte. No son pocos los especialistas que enfatizan que las vitaminas A, C y E son particularmente útiles para la construcción de inmunidad.

Las frutas y vegetales son algunas de las mejores fuentes de estos nutrientes. Los alimentos ricos en vitamina A incluyen las zanahorias, las hojas verdes (mientras más oscuras mejor) y las batatas.

La vitamina C se encuentra en grandes cantidades en frutas cítricas, tomates y pimientos. Por su parte, la calabaza y el aguacate son excelentes fuentes de vitamina E. Combinar estas y otras frutas y vegetales con un consumo adecuado de proteínas ayudará a potenciar su inmunidad.

También Puedes Leer:   Alimentos Para Una Dieta Astringente

9Espinaca

Espinaca

Popeye tenía razón, hay que comer espinacas. Puede estimular el sistema inmunitario, ya que contiene muchos nutrientes esenciales y antioxidantes, que incluyen: flavonoides, carotenoides, vitamina C, vitamina E, siendo estas últimas reconocidas de forma amplia por su importancia para reforzar el sistema inmunitario.

Las investigaciones también indican que los flavonoides pueden ayudar a prevenir el resfriado común en personas sanas.

10Alimentos ricos en zinc

El zinc no es un mineral del que puedas prescindir. Algunos estudios muestran que el zinc puede ayudar a reducir la duración de un resfriado si se toma de inmediato.

El zinc ayuda a regular el sistema inmunitario porque crea y mantiene una masa corporal magra y cura las heridas. Los alimentos con alto contenido de zinc incluyen ostras, carnes rojas, huevos, cereales fortificados, frijoles y semillas de calabaza.

11Líquidos

Además de consumir alimentos saludables, también es fundamental mantenerse hidratado para ayudar a mantener la garganta y las vías respiratorias despejadas, Pero no todas las bebidas ayudan a combatir las enfermedades.

El té caliente es una excelente manera de mantenerse hidratado, brindar calor y comodidad a una garganta irritada e inflamada y ayudar a aliviar la congestión. Además puedes combinarlos con cítricos y mejorar sus beneficios.

Las bebidas carbonatas o endulzadas no son recomendables. El exceso de azúcar puede causar inflación y perjudicar directamente el sistema inmunitario.

Más vale la prevención que la curación. La mejor manera de evitar el resfriado y la gripe es tratar de mantenerse lo más saludable posible manteniendo una dieta saludable, haciendo actividad física y practicando una buena higiene.

No hay alimentos mágicos que puedan ayudar a prevenir un resfriado, pero la falta de ciertos nutrientes puede contribuir a un sistema inmunitario comprometido. Así que para la mejor prevención del resfriado, adopta un hábito que te termina hacer comidas saludables y equilibrada todo el año.